Ingeniería inversa

El objetivo de la ingeniería inversa es obtener información o un diseño a partir de un producto, con el fin de determinar de qué está hecho, qué lo hace funcionar y cómo fue fabricado.

Hoy día (principios del siglo XXI), los productos más comúnmente sometidos a ingeniería inversa son los programas de computadoras y los componentes electrónicos, pero, en realidad, cualquier producto puede ser objeto de un análisis de Ingeniería Inversa.

El método se denomina así porque avanza en dirección opuesta a las tareas habituales de ingeniería, que consisten en utilizar datos técnicos para elaborar un producto determinado. En general, si el producto u otro material que fue sometido a la ingeniería inversa fue obtenido en forma apropiada, entonces el proceso es legítimo y legal. De la misma forma, pueden fabricarse y distribuirse, legalmente, los productos genéricos creados a partir de la información obtenida de la ingeniería inversa, como es el caso de algunos proyectos de Software libre ampliamente conocidos.

La ingeniería inversa es un método de resolución. Aplicar ingeniería inversa a algo supone profundizar en el estudio de su funcionamiento, hasta el punto de que podamos llegar a entender, modificar y mejorar dicho modo de funcionamiento.

La ingeniería inversa nace en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, cuando los ejércitos enemigos incautaban insumos de guerra como aviones u otra maquinaria de guerra para mejorar las suyas mediante un exhaustivo análisis.

La siguiente figura muestra los procesos que sigue la ingeniería directa, (http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/3/33/ProyectsEng.pdf) si seguimos ese camino hacia “atrás” (o de manera inversa), hacemos ingeniería inversa, si continuamos con el camino y planteamos cambios (o mejoras), por la derecha, ese camino nos lleva a una reingeniería, si no alteramos el contenido de los modelos obtenidos durante los procesos de la ingeniería inversa y seguimos el camino de la izquierda, eso se llama desarrollar una copia.

 http://es.wikipedia.org/wiki/Ingenier%C3%ADa_inversa

 

¿Retro Ingeniería o igeniería inversa en Roswell?

La evolución del hombre ha probado que es posible avanzar, y que el camino elegido para eso se ha ido desarrollando paso a paso, como debe ser, pero ante extrañas inconsecuencias, vale hacerse algunas preguntas: ¿Cómo es posible que repentinamente se haya dado un salto de tecnología en tan breve tiempo, desde 1952? ¿De dónde sale tanta tecnología que hoy una gran cantidad de seres humanos usamos para comodidad y buen vivir?…

http://www.taringa.net/posts/noticias/2456454/Retro-Ingenieria-o-igenieria-inversa-en-Roswell.html

 

El cerebro humano

La ingeniería inversa del cerebro humano, para poder simularla utilizando computadoras, puede estar tan sólo a dos décadas de distancia, dice Ray Kurzweil, experto en inteligencia artificial y autor del best-seller La singularidad está cerca.

Sería el primer paso hacia la creación de máquinas que son más potentes que el cerebro humano.

Estas supercomputadoras pueden ser conectadas en red, en una arquitectura nebulosa de computación para ampliar sus capacidades de procesamiento. Mientras tanto, los algoritmos que las mueven podrían hacerse más inteligentes.

En conjunto, estos podrían crear la máquina definitiva que nos pueda ayudar a manejar los desafíos del futuro, dice Kurzweil. Este punto donde las máquinas superan la inteligencia humana ha sido llamada la “singularidad”.

Es un término que Kurzweil ayudó a popularizar a través de su libro.
“La singular crítica de la singularidad es que el cerebro es demasiado complicado, demasiado mágico y hay algo acerca de sus propiedades que no puede emularse”, dijo Kurzweil a los asistentes a la Cumbre sobre la Singularidad el fin de semana.

“Pero el crecimiento exponencial de la tecnología está siendo aplicado a la ingeniería inversa del cerebro, posiblemente el proyecto más importante de la historia.”
Durante casi una década, los neurocientíficos, informáticos y psicólogos han estado trabajando para simular el cerebro humano para poder crear lo que en última instancia, llamarían una arquitectura informática basada en cómo funciona la mente.

Algunos aspectos de la ingeniería inversa de la audición y del lenguaje han contribuido a estimular el desarrollo de la audición artificial y el reconocimiento de voz, dice Kurzweil. Ser capaz de hacer eso para el cerebro humano podría cambiar nuestro mundo de manera significativa, dice.

La clave de la ingeniería inversa del cerebro humano se encuentra en la decodificación y la simulación de la corteza cerebral – el asiento de la cognición. La corteza cerebral humana tiene cerca de 22 mil millones de neuronas y 220 trillones de sinapsis.

Un superordenador capaz de ejecutar un software de simulación del cerebro humano aún no existe. Los investigadores requerirían una máquina con una capacidad de cálculo de al menos 36,8 petaflops y una capacidad de memoria de 3,2 petabytes – tal escala que tecnología de supercomputación no se espera que llegue por lo menos en unos tres años, según el investigador de IBM Dharmendra Modha.

Modha lidera el proyecto de computación cognitiva de IBM en el Almaden Research Center.

Para el próximo año, la supercomputadora de IBM “Sequoia” debrá ser capaz de ofrecer 20 petaflops por segundo como pico de rendimiento, y una máquina aún más potente estará lista probablemente en dos o tres años.
“La retro ingeniería del cerebro está siendo tratada de manera diferente”, dice Kurzweil. “El objetivo no es necesariamente la construcción de un gran simulador – el verdadero objetivo es entender el principio del funcionamiento del cerebro.”
La ingeniería inversa del cerebro humano está al alcance, pienasa también Terry Sejnowski, jefe de computación del laboratorio de neurobiología en el Instituto Salk para Estudios Biológicos.

Sejnowski dice que está de acuerdo con la evaluación de Kurzweil de que alrededor de un millón de líneas de código pudieran ser suficientes para simular el cerebro humano.

Así es como funcionan las matemáticas en esto, explica Kurzweil:
El diseño del cerebro se encuentra en el genoma. El genoma humano tiene tres mil millones de pares de bases o seis mil millones de bits, que es aproximadamente unos 800 millones de bytes antes de la compresión, dice.
Eliminando redundancias y aplicando la pérdida de compresión, esa información puede ser comprimida en unos 50 millones de bytes, según Kurzweil. Alrededor de la mitad de eso es el cerebro, lo que se reduce a 25 millones de bytes, o a un millón de líneas de código.

Sin embargo, incluso una simulación perfecta del cerebro humano o de la corteza no hará nada a menos que se infunda con conocimiento y formación, dice Kurzweil .
“Nuestro trabajo en el cerebro y la comprensión de la mente están en la vanguardia de la singularidad”, dice.

http://www.bibliotecapleyades.net/ciencia/ciencia_brain21.htm

 

Algo más sobre el tema

La ingenieria inversa en el cerebro humano, me hizo recordar esta película.

“Her” del Director: Spike Jonze

Es en un ciudad futurista donde la tecnologia ha llegado a remplazar la compañia de las personas, softwares capaces de aprender de la experiencia.

Un buen punto de partida para analizar lo que nos rodea en el presente.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s